Estás en Padre de mascota

Cómo entrenar a un gato para que use la caja de arena

COMPARTIR |

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen las familias con amigos felinos en Colombia, es cómo entrenar a un gato para que use la caja de arena. Por eso, a continuación en Gabrica, como expertos en mascotas, te daremos algunos consejos para lograr que tu gatito use correctamente su arenera.

Introduciendo a tu gato a su bandeja de arena

Aunque los gatos son animales muy limpios, es posible que no tengan las mismas ideas que tienes cuando se trata de aprender a ir al baño. Es por eso que, una caja de arena es una de las primeras cosas que debes comprar, ¡incluso antes de adoptar a tu gato!

Tu gato debe ser introducido a la bandeja tan pronto como sea posible. Muchos gatos se esconden de inmediato, al llegar a su nueva casa, así que dale tiempo para que salga solo primero.

Lleva a tu gato, colócalo en la bandeja y elógialo. Hazle cosquillas en las orejas, y tal vez únete a él para cavar alrededor de la arena fresca, para mostrarle que esta área es para eso.

Es muy probable que tu gato simplemente se encoja de hombros, y se vaya a otra habitación, pero no te desanimes. Como hemos dicho, los gatos son inteligentes y ahora que sabe dónde está la caja de arena, no le apetece estar todo el día ahí parado cuando claramente hay siestas.

Crea una Asociación Positiva

Así como los niños pequeños necesitan ser elogiados durante el entrenamiento para ir al baño, los gatos también. Sin embargo, no incomodes a tu gato rodeándolo demasiado mientras está en la caja de arena, solo hazle cosquillas en las orejas y elógialo después de que use la caja correctamente.

Ten en cuenta que es posible que a algunos gatitos y gatos, no les guste la experiencia de la bandeja de arena, por lo que es importante que cada vez que veas a tu gato agacharse en el lugar equivocado, le indiques el lugar donde se encuentra la bandeja de arena y te quedes con él, para asegurarte de que lo haga bien. Luego, como antes, elógialo con cosquillas y déjalo continuar con su día.

Aunque es frustrante, no regañes a tu gato por ir al lugar equivocado. Si llegas allí cuando la hazaña está hecha, recoge a tu gato y llévalo a la bandeja de arena, si no, ¡solo tendrás que esperar a atraparlo la próxima vez!

Siempre asegúrate de limpiar a fondo el área para eliminar cualquier rastro de olor. Esto no solo es bueno para ti, sino que también significa que tu gato no se animará a ir allí de nuevo porque no encontrará sus marcas de olor.

Si tu gato sigue regresando al mismo lugar indeseable, encuentra una forma de hacerlo menos atractivo. Pon una maceta en el suelo o, si disfrutan de las comodidades de tu cama, ponle una sábana de plástico encima. Sin embargo, asegúrese de que, mientras hace esto, hagas que la bandeja de arena parezca un baño de lujo en comparación, para fomentar un comportamiento positivo.

Mantenimiento de la bandeja de arena

Nuevamente, los gatos son muy similares a los humanos, en que una vez que han hecho su trabajo, realmente no quieren volver a verlo. Esta es la razón por la que a los gatos les gusta rascar la arena sobre sus necesidades, y por la que debes eliminar los grumos a diario para mantener el área limpia.

También debes cambiar la arena una vez a la semana y asegurarte de que el área alrededor de la bandeja se mantenga en un alto nivel de limpieza, retirando cualquier basura que se escape de la bandeja del suelo y desechándola. Observa también a tu gato, si empieza a rascar mucho la bandeja o vuelven a tener malos hábitos, te están diciendo que hay un problema.

Cómo cambiar la caja de arena de lugar

Si realmente es necesario cambiar de lugar la caja de arena, lo mejor que puedes hacer, es acercar gradualmente la bandeja de arena al nuevo lugar

Esto puede tomar un par de semanas, pero puedes hacerlo progresivamente, y le dará tiempo a tu gato para que se acostumbre. Eventualmente, coloca la caja de arena en el nuevo lugar para que se acostumbre a estar allí. A partir de este momento, tu gato se acostumbrará poco a poco al nuevo lugar,

Una última cosa

Si aún te cuesta entrenar a tu gato y no usa su caja de arena en absoluto, es posible que esté estresado o enfermo. Consulta a tu veterinario para averiguar si hay algún problema subyacente que debas tratar, antes de que tu gato pueda ser entrenado adecuadamente en la caja de arena. Los gatos mayores a menudo luchan con sus intestinos y pueden necesitar un laxante para ayudarlos.

Todos los gatos quieren estar limpios e higiénicos, la clave del entrenamiento es persuadirlos para que estén de acuerdo con el aseo de la caja de arena. ¡Entre los dos, pueden hacerlo!

Si te gusta este contenido, compártelo y encuentra artículos como este en nuestro Blog Mi Mascota, el espacio creado por Gabrica exclusivamente para los Pet Lovers.

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?