Estás en Padre de mascota

Cómo evitar que mi gato engorde y entre en obesidad

COMPARTIR |

Cómo evitar que mi gato engorde y entre en obesidad

En la actualidad, el sobrepeso y la obesidad en gatos, se han convertido en condiciones frecuentes y a las que se les debe prestar gran importancia en Colombia. Por eso, si te has preguntado ¿Cómo evitar que tu gato engorde y entre en obesidad? A continuación, nuestros expertos en mascotas del Programa Ciencia de Gabrica, te darán los mejores consejos ¡Apúntalos!

Por qué es peligroso que mi gato engorde

Los peligros de la obesidad en gatos, son de largo alcance, ya que acortan su esperanza de vida, y, de hecho, puede contribuir al dolor inflamatorio crónico.

La buena noticia, es que la obesidad se puede prevenir. Incluso, si un gato tiene sobrepeso u obesidad, la enfermedad puede revertirse, la condición corporal normal puede restaurarse y la esperanza de vida puede volver a ser la adecuada.

Por qué la obesidad en gatos es tan común

Muchos factores de nuestra vida moderna con los gatos, contribuyen al aumento de la prevalencia de la obesidad felina. Los gatos ahora viven en su mayoría en interiores. Ya no deben andar por ahí y buscar su comida. Eso significa menos calorías gastadas.

Además, cuando a los gatos se les permite comer libremente (cuando la comida se deja en el comedero todo el día), es fácil que los gatos coman más calorías de las que necesitan. La conclusión es que cuando las calorías ingeridas superan las calorías gastadas, el aumento de peso es inevitable, lo que lleva a los gatos a la obesidad y al sobrepeso.

¿El sobrepeso o la obesidad causan dolor a mi gato?

Tener sobrepeso u obesidad prepara el escenario para el daño articular y la osteoartritis (OA), lo que lleva al dolor crónico a la mascota. Hasta hace poco, los veterinarios pensaban que el aumento del dolor y la inflamación asociados con la osteoartritis en gatos obesos y con sobrepeso, se debía principalmente al mayor desgaste de las articulaciones. 

Sin embargo, lo que ahora sabemos, es que el tejido adiposo es biológicamente muy activo y secreta hormonas y otras sustancias químicas que causan y aumentan la inflamación.

Por otro lado, la grasa en sí misma también contribuye a la inflamación, lo que es parte del dolor asociado con la osteoartritis y la enfermedad degenerativa de las articulaciones, y el sobrepeso o la obesidad, contribuye a este círculo vicioso.

Consejos para que un gato no engorde

Aquí hay algunas estrategias efectivas para evitar que tu gato engorde y entre en sobrepeso u obesidad:

  • Elige un alimento para gatos adecuado

Los gatos necesitan un alimento que esté formulado para su etapa de vida, uno que satisfaga sus necesidades nutricionales específicas, en lugar de un alimento para gatos de uso múltiple.

Para ello, es necesario saber que los gatos adultos, tienen necesidades diferentes a las de los gatitos, por lo que la comida para gatitos, no es la mejor opción para un gato adulto y viceversa.

Los gatos mayores de 7 años, se encuentran en otra etapa de la vida y necesitan un alimento diferente para una salud óptima.

Además, los gatos con ciertas condiciones de salud o enfermedades, tienen requerimientos nutricionales muy específicos, y para ello, es ideal consultar a tu veterinario por el Alimento Equilibrio Veterinary perfecto para tu gato.

Pero si tu gato tiene entre 1 y 6 años y es propenso a la obesidad, la opción más recomendada es Equilibrio Gatos Adultos Light Indoor, un alimento completo para gatos adultos con tendencia a la obesidad. Contiene L-carnitina + Fibras, que colaboran para el control del peso, además, mantiene controlado el pH de la orina, mejorando la salud del tracto urinario y es bajo en calorías, contribuyendo a la reducción del peso.

 

  • Controla las porciones de comida de tu gato

El control de las porciones es fundamental. En el empaque del alimento para gatos Equilibrio indica la cantidad de comida que necesita un gato. Y si es necesario, pídele a tu veterinario una recomendación de la porción indicada para tu gato.

  • Elige horarios específicos para las comidas y sé constante

Aunque muchos cuidadores de gatos prefieren dejar el plato de alimento a dispocisión de su gato, cuando existe una predisposición a la obesidad, lo recomendado es dar la comida en horarios específicos.

  • Considera usar juguetes de alimentación interactivos.

Este tipo de juguetes permiten que los gatos trabajen por su comida. Los gatos comen más despacio y tienen la ventaja adicional de gastar más calorías.

  • Aumenta el ejercicio de tu gato.

Sabemos que la puntuación óptima de la condición corporal depende del equilibrio entre las calorías ingeridas y las calorías gastadas. El aumento de la actividad, se puede lograr de varias maneras. 

Considera ubicar gimnasios y repisas a varias alturas para alentar el movimiento de tu gato. Además, a la mayoría de gatos también se les puede enseñar a caminar con correa. También hay formas de aumentar la actividad felina dentro de la casa. Además de los juguetes interactivos que dispensan comida, otros juguetes interactivos, como las plumas colgantes, te permitirán jugar con tu gato. 

O puedes crear una búsqueda del tesoro de comida, alentándolo a encontrar la nueva ubicación de comida. Finalmente, a los gatos se les pueden enseñar muchas de las mismas tareas que a los perros: venir, sentarse, quedarse, sentarse en el sofá, etc.

  • Lleva a tu gato a un control veterinario mínimo cada 6 meses

Es ideal que el médico veterinario sea quien evalúe la puntuación de la condición corporal y muscular de tu gato en cada consulta.

Estas evaluaciones pueden ayudarte a realizar un seguimiento de la condición de tu gato; Si tu gato está en sobrepeso u obesidad, tu veterinario puede proporcionarte un peso corporal ideal estimado, para usarlo como guía durante la pérdida de peso.

Para finalizar, es importante que sepas que, el tejido graso juega un papel activo en la perpetuación del dolor. Revertir el sobrepeso y la obesidad en los gatos, o mejor aún, prevenirlos en primer lugar, es realmente una técnica de prevención y manejo del dolor.

Con un poco de planificación y un simple control, puedes evitar que tu gato engorde y mantenga una figura esbelta, para que pueda vivir su mejor vida durante el mayor tiempo físicamente posible.

Si te gusta este contenido, compártelo y encuentra artículos como este en nuestro Blog Mi Mascota, el espacio creado por Gabrica exclusivamente para los Pet Lovers.

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?