Estás en Padre de mascota

Fobia a los ruidos fuertes en perros

COMPARTIR |

En Colombia hay frecuentes temporadas de lluvias, por eso, en Gabrica, como expertos en mascotas hemos decidido hablar acerca de la fobia a los ruidos fuertes en perros, que es realmente un miedo excesivo a un sonido que hace que el perro intente evitarlo o escapar de él ¿Quieres conocer más acerca de esto? ¡Sigue leyendo!

Por qué les da fobia a los ruidos fuertes en perros

La fobia a los ruidos fuertes en perros, es una respuesta de miedo irracional, intensa y persistente que puede desarrollarse a cualquier edad y en cualquier raza de perro. 

Al tratar de escapar del ruido, el comportamiento instintivo normal de un perro es buscar refugio para evitar el peligro. Pero las cosas pueden salir mal cuando los perros reaccionan de forma exagerada a los sonidos que no representan peligro.

Las causas más comunes de la fobia al ruido, son los fuegos artificiales y las tormentas eléctricas, pero los perros pueden desarrollar miedo a cualquier sonido, sin importar cuán insignificante sea. Incluso una puerta que chirría al abrirse, alguien usando un matamoscas o un ventilador encendido pueden provocar una reacción en un perro con fobia al ruido. Y cuanto más exposición tenga un perro a un ruido aterrador, más intensa será su respuesta fóbica.

Aunque no sabemos por qué algunos perros duermen con ruidos fuertes; otros entran en pánico. Esto es en parte comportamiento genético y en parte aprendido.

Síntomas de la fobia a los ruidos fuertes en perros

El comportamiento característico puede incluir, entre otros, esconderse, orinar, defecar, masticar, babear, jadear, caminar, temblar, sacudirse y ladrar. Un perro temeroso podría buscar a su familia humana; intenta escapar del ruido saltando por las ventanas o masticando las paredes y huyendo.

No hay cifras concretas y rápidas sobre cuántos perros sufren de fobia al ruido. Sin embargo, según la Asociación Estadounidense de Hospitales de Animales y su conferencia web nacional sobre el manejo de la ansiedad por separación, el 40 por ciento de los perros con fobia al ruido también experimentan ansiedad por separación.

Por qué evitar la fobia a los ruidos en mi perro

Un ruido repentino y fuerte (fuegos artificiales, truenos, disparos de espantapájaros o incluso la aspiradora o el camión de la basura al final de la cuadra) hace que tu perro reaccione con pánico. Por eso, es necesario evitar su fobia a los ruidos fuertes, porque él o ella puede, en respuesta, salir disparado hasta el punto de perderse, correr y buscar un lugar tranquilo para esconderse o correr en busca de consuelo.

Puede temblar, temblar, babear y jadear, lanzar un ataque de ladridos o gemidos excesivos o puede orinar o defecar repentinamente en casa.

Incluso en casos extremos, el pánico resultante puede provocar un comportamiento agresivo. Ninguna de estas reacciones es deseable, ni para ti ni para tu perro. La fobia al ruido en los perros es relativamente común y puede ser una fuente de gran angustia. Una reacción que puede desarrollarse en perros de todas las edades, lo que puede comenzar como un miedo aceptable a corto plazo podría, en algunos casos, generalizarse a otras situaciones y convertirse en una fobia en toda regla.

Consejos para disminuir y evitar la fobia a los ruidos fuertes en perros

Si bien el miedo es una reacción normal, es importante estar atento y ser consciente de que alguna intervención temprana puede ayudar a evitar que el problema empeore y se generalice a otras situaciones. En lugar de tomar medidas que podrían reforzar inadvertidamente el comportamiento ansioso, intenta simplemente observar a tu perro durante un episodio de miedo y ver qué puedes hacer para calmarlo. Algunos tips de nuestros expertos en mascotas son:

1. Visita a tu veterinario y etólogo de confianza 

Es recomendable un chequeo de salud para los perros que experimentan un cambio notable en el comportamiento frente a los ruidos fuertes. Hay varias condiciones médicas que podrían agravar el comportamiento ansioso y de pánico de un perro que deben descartarse primero.

Si tu veterinario determina que tu perro tiene un problema de comportamiento, pregúntale también a un etólogo de confianza, o especialista en comportamiento canino.

2. Bríndale una guarida segura

A muchos perros les gusta ir a un lugar oscuro y acogedor cuando están asustados. Intenta trasladar a tu perro a una habitación tranquila y oscura de la casa, y quédate con él para ayudarlo a calmarse.

Un entorno tranquilo a menudo puede proporcionar alivio. Otra opción es colocar varias capas de mantas sobre la camita de tu perro, para aumentar el efecto de amortiguación del ruido. Tu perro deberá estar entrenado para encontrar en este lugar un refugio seguro con golosinas, masticables, juguetes e idealmente debería sentirse lo suficientemente seguro como para tomar siestas allí, por lo que este es un buen enfoque para tomar desde el principio si crees que tu perro está comenzando a desarrollar una fobia al ruido. 

3. Pon ruido de fondo

Si el estímulo es un espectáculo de fuegos artificiales, ¡puede ser difícil proporcionar silencio! Sin embargo, la música tranquila y relajante (simplemente busca “música para mascotas” en YouTube) también puede relajar a tu perro y ahogar los ruidos angustiantes, con un radio u otro sonido reconfortante para su mascota

4. Prueba hacerle un poco de presión

Ejercer una presión suave y continua sobre tu perro actúa como calmante. Si él o ella te lo permite, trata de apoyarte suavemente sobre o contra él, sin acariciarlo ni acariciarlo. Si esto está ayudando, sentirás que sus músculos comienzan a relajarse.

Si, en cambio, parece ponerse más ansioso, esta no es una técnica útil para él, así que no lo fuerces. 

5. Hazle ejercicios de desensibilización

Si te das cuenta de que tu perro está comenzando a desarrollar una fobia al ruido por sonidos discretos como la aspiradora, la desensibilización sistemática y el contracondicionamiento pueden ser muy efectivos.

Encuentra una grabación en línea de sonidos aterradores similares, como el tráfico o y reproduce el sonido a un volumen bajo, aumentando gradualmente la intensidad con el tiempo, mientras te aseguras de mantenerte siempre por debajo del umbral que hace que tu perro se sienta ansioso.

Acompaña esta situación con una recompensa de alto valor, como comida, juegos o caricias, y podrías estar bien encaminado para reducir la reacción de estrés de tu perro. Sin embargo, la desensibilización no funciona bien para ciertas fobias al ruido, como la fobia a las tormentas eléctricas, ya que las tormentas son multisensoriales. Si bien es posible insensibilizar a su perro al sonido de los truenos con la ayuda de una grabación, seguirá estando nervioso con el sonido del viento, los relámpagos, la lluvia, los cambios de presión, la electricidad estática en el aire…

6. Usa algunos aceites esenciales

El incienso, el sándalo y la hoja de violeta son aceites esenciales que son principalmente efectivos para la ansiedad. Simplemente colócalo en un vaporizador, en un recipiente con agua o en un pañuelo y deja que tu perro inhale el aroma. 

7. Usa las feromonas para perros de ADAPTIL

Las feromonas para perros ADAPTIL han tenido un gran éxito a lo largo de los años para aliviar el estrés y la ansiedad causados ​​por truenos, fuegos artificiales y ruidos fuertes de los perros.

Para ello, es ideal el uso del collar adaptil junto con el difusor de feromonas, el cual puedes ubicar en el sitio de la casa en el que se encuentre tu perro durante estas situaciones.

Adaptil es ideal para brindar una sensación de calma y relajación a tu perro ¡Pruébalo y cuéntanos el testimonio de tu perro!

Si te gusta este contenido, compártelo y encuentra artículos como este en nuestro Blog Mi Mascota, el espacio creado por Gabrica exclusivamente para los Pet Lovers.

 

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?