Estás en Padre de mascota

Cómo evitar la agresión entre mis gatos

COMPARTIR |

Hay varias razones por las que los gatos pueden no llevarse bien, pero si eres un amante felino, debes saber que la más común es la falta de socialización: pocas experiencias agradables con otros gatos en una etapa temprana de la vida. Por eso, en Gabrica te diremos qué puedes hacer si tu gato es agresivo con tu otro gato ¡Sigue estos consejos y verás como todo mejorará!

Por qué mi gato es agresivo con mi otro gato

Si tu gato creció como el único gato, con poco o ningún contacto con otros felinos, es posible que reaccione fuertemente cuando finalmente le presentes otro gato. Esto puede suceder porque tiene miedo a lo desconocido, carece de habilidades sociales felinas y no le gusta la interrupción de su vida, rutina y entorno.

Por territorialidad

La agresión entre gatos se puede dar porque los gatos tienden a preferir la consistencia, al cambio. Esto es especialmente cierto si el cambio involucra a un recién llegado al territorio bien establecido de tu gato. Los gatos son una especie territorial. Mientras que algunos gatos superponen mucho sus territorios, otros prefieren mantenerse a una buena distancia de sus vecinos.

Por los sexos de los gatos

Si tu gato es agresivo con tu otro gato, puede deberse a que sean dos machos no castrados, o dos hembras no esterilizadas, y esto puede traer dificultades para compartir el espacio. Otra causa de conflicto puede ser un choque de personalidad felina. Los gatos generalmente no eligen a sus compañeros de casa y, a veces, los humanos simplemente no seleccionamos la pareja adecuada.

Por malas experiencias o relación a algo negativo

En algunos casos, sin embargo, los gatos se llevan bien hasta que algo aterrador o desagradable (como los fuegos artificiales o el olor de la clínica veterinaria) se asocia con el otro gato. En otros casos, las relaciones cambian a medida que los gatos maduran. Si un gato alcanza la edad de uno a tres años y luego surgen problemas, la maduración social puede ser un factor.

Por otro lado, debes saber que cualquier cambio repentino en el comportamiento de tu gato, podría ser un indicio de una afección médica subyacente. Si notas algún síntoma físico o de comportamiento inusual, o si tu gato deja de comer, consulta a tu veterinario de inmediato.

Otras razones por las que tu gato es agresivo

Agresión materna

Una gata con una camada de gatitos puede silbar, gruñir, perseguir, aplastar o tratar de morder a otro gato que se acerque, incluso a uno con el que antes era amiga. La agresión materna, generalmente desaparece una vez que se destetan a los gatitos. Es buena idea esterilizar a las gatas maternalmente agresivas para prevenir futuras camadas y futuros problemas de agresividad.

Juegos agresivos

Es necesario diferenciar entre la agresión entre gatos y los juegos “agresivos” que pueden ser normales. Es común que los gatitos y los gatos jóvenes participen en juegos rudos y activos, porque todos los juegos felinos consisten en fingir agresión. Los gatos acechan, persiguen, se escabullen, saltan, golpean, patean, arañan, emboscan, atacan y muerden entre sí, y todo eso les resulta muy divertido. Si están jugando, es recíproco. Cambian de roles con frecuencia. Sus orejas suelen estar hacia adelante en el juego, sus garras pueden estar afuera pero no causan daño, y sus cuerpos se inclinan hacia adelante, no hacia atrás.

5 Pasos para evitar la agresión entre gatos

Si tu gato es agresivo con tu otro gato, debes saber que si a los gatos se les dan sus propios recursos y una “reintroducción” lenta, pueden aprender a llevarse bien de nuevo.

Es posible que como amante felino desees que otro gato esté cerca del que ya tienes para hacerle compañía. Pero a veces, dos gatos simplemente no se llevan bien. Ya sea que se trate de una nueva presentación que salió mal o de un problema repentino que acaba de comenzar entre dos gatos, es posible que te sientas desanimado si tus gatos ahora se comunican con silbidos y garras.

Sin embargo, afortunadamente, hay pasos que puedes seguir para ayudar a tus gatos a volver a llevarse bien ¡Toma nota!

1. Dales su propio territorio

A los gatos a menudo no les gusta compartir y pueden volverse egoístas con los recursos. Pueden ser territoriales con cosas esenciales como: cajas de arena, comida y agua. Pero también pueden volverse posesivos con su repisa favorita en la ventana, un rascador para gatos, su cama, un juguete de hierba gatera o incluso una manta favorita.

Puedes evitar estos problemas, asegurándote de que todos los recursos favorecidos estén en abundancia y en diferentes lugares de la casa. No dejes todos los juguetes en el mismo lugar, ni las repisas colocadas una al lado de la otra.

Mantén una caja de arena por gato, más una caja adicional. Y los tazones de comida y los platos de agua en diferentes lugares de la casa. Cada gato tendrá sus propias preferencias, y pueden resolver los problemas territoriales fácilmente si todo es abundante y está ubicado en múltiples lugares.

2. Visita a un Veterinario

Si un gato ha tenido un cambio repentino en el comportamiento o el estado de ánimo, es posible que debas visitar a tu veterinario. A veces, un gato se porta mal debido a una enfermedad o dolor. Un control con tu veterinario asegurará que no haya nada más serio en juego detrás de la agresión entre gatos.

3. Usa el Difusor de feromonas FELIWAY FRIENDS

Un difusor de feromonas para gatos es una excelente manera de ayudar a tus amigos felinos a sentirse seguros entre ellos. Feliway Friends envía “mensajes de armonía” para restablecer la convivencia entre gatos que viven juntos, logrando apaciguar las sensaciones de miedo e inseguridad. 

FELIWAY FRIENDS es un producto inodoro que imita las feromonas naturales que una gata madre libera para brindar paz y calma a sus cachorros. Por eso, Feliway es una gran herramienta para que tus gatos comprendan que se encuentran en un área segura y protegida (aún si hay más felinos con ellos).

El Difusor tiene una duración de 30 días, y puedes colocarlo en los lugares de la casa donde permanecen con mayor frecuencia tus gatitos.

4. Busca los disparadores de agresión entre sus gatos

Pregúntate ¿Cuáles son los desencadenantes que pueden estar estresando a tus gatos? Lo que hace que se descarguen entre ellos. Por ejemplo, un gato callejero que deambula por la noche puede hacer que tus gatos se molesten tanto que comiencen a silbar y arañarse entre sí. O un gato que acaba de regresar del veterinario, puede tener un olor inusual que hace que tu otro gato no lo reconozca.

Trata de minimizar los factores desencadenantes si puedes encontrarlos. Es posible que desees cerrar las cortinas de la ventana por la noche si eso es un factor desencadenante.

5. Reintroduce a tus gatos

Si hay agresión entre gatos en tu casa, es probable que no haya habido una presentación adecuada, y esta puede ser la causa principal por la que haya mayor tensión entre ellos. O un gato podría haber sido sobresaltado por un ruido repentino cuando el otro gato estaba cerca, y ahora ese miedo ha sido “mal dirigido” hacia el gato inocente.

Cualquiera que sea la situación, es posible que debas volver a presentar a tus gatos si han tenido tensión continua. Una nueva presentación puede ayudarlos a comenzar a hacer asociaciones positivas nuevamente.

  • Para esto, mantenlos en habitaciones separadas durante unos días o semanas y, a veces, intercambia toallas y otros artículos para que puedan “oler” entre sí. Incluso cambiar de habitación de vez en cuando.
  • Aliméntanos en lados opuestos de una puerta cerrada para ayudar a construir asociaciones positivas. Luego usa una puerta mosquitera, para que puedan verse entre sí.
  • Cuando tus gatos puedan comer cerca uno del otro sin silbar o tensarse, abre la puerta lentamente. Luego permíteles visitas supervisadas juntos.
  • Si un gato se pone tenso, redirige su atención a un juguete o golosina de hierba gatera.

Con el tiempo, es probable que empiecen a llevarse bien de nuevo. Solo recuerda, este proceso a veces puede llevar semanas, y eso está bien. Dale a tus gatos el tiempo y el espacio que necesitan.

Solucionar problemas de agresión entre gatos requiere que pongas mucho de tu parte. Por eso, si te preguntas si tus gatos volverán a llevarse bien, la respuesta es que probablemente lo harán. Solo necesitan una pequeña intervención de tu parte para ayudarlos a crear una tregua perfecta. Darles su propio territorio, usar un difusor de feromonas para gatos y volver a presentarlos entre sí, puede ayudar a devolver la paz a tu hogar.

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?