Estás en Padre de mascota

¡Ayuda! ¡Mi gato no quiere tomar agua!

COMPARTIR |

Todos sabemos que mantenerse hidratado es esencial para tener una buena salud, y lo mismo ocurre con nuestros amigos felinos. Entonces, ¿qué debes hacer si tu gato no quiere tomar agua? En Gabrica, como expertos en mascotas, a continuación te compartimos las razones por las que tu gato puede no estar bebiendo y lo que puedes hacer para ayudarlo ¡Sigue leyendo!

Por qué mi gato no quiere tomar agua

Todos los animales necesitan beber agua para mantenerse hidratados y saludables, y los gatos no son una excepción. La mayoría de ellos, beberán tan pronto como comiencen a sentir sed, y diferentes animales requieren menor o mayor cantidad de agua para mantenerse hidratados. Por lo tanto, es posible que tu gato esté tomando suficiente agua, incluso si no parece estar bebiendo tanto como crees que debería.

Los perros a menudo beben grandes cantidades de agua de una sola vez, mientras que los gatos suelen beber cantidades muy pequeñas en una sola sesión.

Los perros también requieren mucha más agua por kilogramo de peso a diferencia de los gatos, lo que significa que es posible que tu gato no necesite beber tanta agua como crees.

Los gatos que comen una dieta de comida seca o concentrado, necesitan beber más agua que los que comen alimentos enlatados o comida húmeda.

Para que te hagas una idea, por cada onza de alimento seco, los gatos suelen beber alrededor de 1 onza de agua, mientras que los gatos que comen alimentos húmedos beben considerablemente menos porque gran parte de su hidratación proviene de la comida.

Aparte de todo eso, puede que tengas razón, tal vez tu gato no esté bebiendo suficiente agua. Y si ese es el caso, puede deberse a una condición de salud subyacente, la limpieza del agua o la ubicación del recipiente, lo que podrían ser razones potenciales por las que tu gato no quiere tomar agua.

Signos de deshidratación en gatos

La deshidratación es una seria amenaza para la salud de tu gato. Si tu gato no quiere tomar agua en una cantidad suficiente, puede deshidratarse rápidamente. Así que a continuación te presentamos algunas formas de comprobar si tu gato puede estar deshidratado ¡Toma nota!

Elasticidad de la piel

Comprueba la piel de tu gato pellizcando suavemente la piel extra entre los omóplatos. Una vez que lo sueltes, la piel de tu gatito debería volver a la normalidad en menos de un segundo. Si la piel de tu gato no se recupera de inmediato, tu amigo felino podría estar deshidratado.

Ojos hundidos

Mira bien los ojos de tu gato. Si parecen perder el foco, están hundidos u opacos, la deshidratación puede ser la causa.

Boca seca

Examina las encías de tu gatito. Las encías de tu gato siempre deben estar rosadas y húmedas. Presionar tu dedo contra las encías de tu gato hará que el lugar que estás presionando se vuelva blanco, pero si no vuelven a un color rosado saludable dentro de uno o dos segundos después de quitar el dedo, tu gatito puede estar deshidratado.

Estreñimiento

Haz una pequeña verificación de casilla. Cuando los gatos están deshidratados, a menudo sufren de estreñimiento. Si tu gato no ha defecado tanto como de costumbre, la deshidratación puede ser la causa.

Jadeo

A diferencia de los perros, los gatos no suelen jadear. Si tu amigo felino está jadeando, es posible que esté deshidratado.

Si tu gato muestra signos de deshidratación, comunícate con tu veterinario de inmediato. La deshidratación en los gatos puede ser fatal, y una vez que los síntomas anteriores se vuelven evidentes, es probable que tu gato esté severamente deshidratado y necesite atención veterinaria.

Cómo persuadir a tu gato para que beba más agua

Si te preocupa que tu gato no esté bebiendo suficiente agua, pero no muestra ninguno de los síntomas anteriores, hay algunas cosas que puedes intentar hacer para aumentar el consumo de agua de tu gato:

  • Asegúrate de que el tazón de agua de tu gato no esté cerca de su caja de arena. Si es así, muévelo a un lugar mejor en la habitación o a una habitación completamente diferente.
  • Dale agua fresca todos los días. Muchos gatos no beben agua que ha estado sentada durante un período de tiempo prolongado.
  • Intenta mover el recipiente a un lugar diferente (incluso si no está cerca de la caja de arena).
  • Prueba con un tazón diferente o una fuente de agua para que llame la atención de tu gato.
  • Si tu gato come comida seca, cambia a enlatada.

Enfermedades con signos de deshidratación en gatos

La deshidratación puede ser un indicio de una afección subyacente grave, como enfermedad renal, insolación o diabetes. Cuando se trata de la salud de tu gato, siempre es mejor ser precavido. Comunícate con tu veterinario de inmediato si tu gato no quiere tomar agua.

Si te gusto este contenido, compártelo y encuentra artículos como este en nuestro Blog Mi Mascota, el espacio creado por Gabrica exclusivamente para los Pet Lovers.

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?